sábado, 7 de agosto de 2010

PERSPECTIVA TESTIMONIAL SOBRE LOS JUICIOS DE ALIMENTOS


Por: Ana Guzman

Estas sugerencias tienen carácter testimonial, soy madre reclamante en los Juzgados de la niñez y adolescencia de Guayaquil, razón por la cual compartiré con Uds. aquellas dificultades e inconvenientes que en mi opinión son de mayor ocurrencia en la gestión y tramitación de los juicios de alimentos.

Los derechos de muchos niños son cotidianamente vulnerados en el país porque sus padres se niegan a cumplir con sus obligaciones paternales. Debemos visibilizar la sistemática vulneración de los derechos humanos, sociales, económicos de niñas y adolescentes ante la complacencia de una sociedad indiferente y la complicidad del sistema judicial. El bienestar psicofísico de niños y adolescentes, es persistentemente violado, como lo expresan los "juicios de alimentos" en todo el país por el incumplimiento de las sentencias debido a la complicidad de la sociedad y la ineficacia del sistema judicial. La patria potestad implica derechos y deberes, el principal es la manutención, legal y moralmente reconocida, luego de la separación / divorcio cada padre debería aportar el 50% de los gastos de sus hijos, pero, el 70% de los padres se niega a cumplirlo. Estos hombres afirman que aman a sus hijos pero su irresponsable conducta, desdice sus palabras. El incumplimiento de la cuota alimentaría es un delito penal con consecuencias civiles. Quien incumple con su obligación puede perder su derecho de patria potestad, cuando es condenado como autor, coautor o cómplice de un delito doloso, (cometido con intención), contra la persona o los bienes de alguno de los hijos, cuando su propósito es incumplir con su deber alimentario al que la ley y el convenio de divorcio obligan, expresa una seria falta ético-legal.

sigue......

No hay comentarios:

Publicar un comentario