domingo, 19 de junio de 2011

Paternidad amores.

¿Dónde está papá?

Redacción BBC Mundo Domingo, 19 de junio de 2011

En México, como en otros países de América Latina, este domingo se celebra el Día del Padre. Una festividad para poco más de la mitad de las familias. En el resto, el "homenajeado" no estará presente.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en México reveló que cerca del 40% de los hogares carece de padre

Las cifras -que se basan en el censo nacional de población de 2010- indican que, de los poco más de 28,6 millones de hogares registrados en el país, en 17,2 millones hay presencia de un hombre con hijos.

Los datos confirman los resultados de un estudio publicado por INEGI en 2009 que indicaba que en la última década se ha registrado un aumento de los hogares donde no hay una figura paterna: en 1995, el 31% de los hogares no tenía padre, mientras que en 2009 esa cifra aumentó al 41%.

Es una tendencia que se observa en otros países latinoamericanos, según una investigación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) publicada hace dos años.

"En la última década aumentó en la mayoría de los países de la región la proporción de menores de 15 años que residen en hogares con jefa mujer", dijo entonces la CEPAL.

Según el organismo de la ONU, "el porcentaje de niñas y niños menores de 14 años que vive con una jefa de hogar en áreas urbanas creció entre 1994 y 2005. En Argentina, por ejemplo, el porcentaje de infantes varones en esta situación pasó de 18,3 a 26,4 % y el de niñas de 18,1 a 26,3%. En el Salvador, también hubo un importante incremento: el porcentaje de niños creció de 25,9 a 34,7% y el de niñas de 26,9 a 32,5%".

Cambio de modelo

En el caso de México, son varias las causas de la gran cantidad de hogares sin padre, principalmente la migración y la aceptación por la sociedad de nuevos modelos de familia, según los analistas.

La migración indocumentada a Estados Unidos es una de las razones principales de la ausencia de los padres en las zonas rurales.

En las ciudades ha disminuido mucho el rechazo a las mujeres que se quedan solas a cargo de sus familias, algo difícil de pensar hace algunas décadas.

"Cada vez más las mujeres son proveedoras en el hogar y aumenta el número de varones que asumen tareas que antes correspondían a sus parejas", explica el corresponsal de la BBC en Ciudad de México, Alberto Nájar.

A esto contribuye un creciente papel activo de las mujeres en la economía como consecuencia del mayor nivel educativo en las zonas urbanas donde vive la mayoría de la población mexicana.

Aunque en el campo aún prevalece el modelo tradicional de familia, continúa Najar.

En México 7.1% de los padres no tiene instrucción escolar; 38.6% cuenta con educación básica incompleta; 22.4% tiene educación básica completa y 31.9% cursó educación media superior o superior.

Pocos papás solteros

Los cambios, sin embargo, están lejos de mostrar igualdad. Según el INEGI, el 22,7% de los 26 millones de hogares son encabezados por mujeres, una cifra que contrasta con la cantidad de familias conformadas sólo por padres e hijos.

Familias con padre en México
95.6% padre, cónyuge e hijos
2.2% padre con hijos
2.2% padre con hijos y otros integrantes

El mismo estudio reveló que sólo dos de cada 100 hogares en México son habitados sólo por el padre con sus hijos.

En cambio, en los hogares donde habita el padre, en el 95.6% están también su mujer y sus hijos. El 76.6% de estas parejas están casada y 22.5% viven en unión libre.

"La mayoría de los padres mexicanos tienen entre 30 y 44 años de edad, un porcentaje que contrasta con el aumento en el número de adolescentes que son madres solteras en el país", aseguró Najar.

Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/06/110618_mexico_dia_padre_cifras_jrg.shtml

miércoles, 15 de junio de 2011

Cincuenta actividades para compartir con tus hijas e hijos


Nuestr@s compañer@s de Género y Desarrollo, Asociación Civil, comparten 50 actividades que podemos hacer y disfrutar junto a nuestras criaturas. Por Gendes A.C.

1.Mirar un programa de TV juntos. Uno que tú normalmente no verías solo.
2.Cocinar la cena juntos.
3.Construir juntos algo útil.
4. Aprender un nuevo deporte o juego juntos.
5.Deja que tu hijo te haga la cena, con algún consejo y muuuuucho respeto.
6.Compra un diario y ayúdale a iniciarlo. Que escriba lo que le pase.
7.Arreglar juntos algo roto.
8.Contar chistes por turnos.
9.Hacer máscaras con papeles, telas, material reciclable.
10.Ayúdale a tramitar la credencial de una biblioteca, que la use por primera vez.
11.Aprendan a codificar Morse juntos (8 años o más).
12.Planifica una ruta sobre un mapa de tu ciudad juntos y luego hagan el paseo, en bicicleta o caminando.
13.Ir a un museo o a un concierto que creas que es para niños un poquito mayores que él/ella, sorpréndete cuando diga algo positivo.
14.Enséñale los colores, el abecedario, los números, pero de forma divertida.
15.Deja que tu hijo/a escoja la ropa que te pondrás ese día y póntela!
16.Toma un libro como un cuento de animales y ve al zoológico, léeselo en una banca cerca del animal protagonista.
17.Excava un hoyo y llénalo de nuevo.
18.Pide a tu niño/a que te diga cosas que crea que solo las "mamás" pueden hacer, entonces enséñale que tú también puedes (si es muy listo y dice que "hacer bebés", explícale que los papás también son necesarios.
19.Enséñale donde trabajas, explícale qué haces.
20.Haz que tu hijo se escriba una carta, a que ponga el sello y la meta en el buzón (mete dentro una nota tuya). Cuando reciba la carta unos días más tarde, se alegrará de ver tu nota. Ahora, enséñale a que haga lo mismo, pero enviándotela a ti.
21.Disneylandia - Sin exagerar pero, por lo menos, una vez!.
22.Invita a uno de sus amigos a que jueguen los tres.
23.Hagan la siesta juntos.
24.Enséñale a jugar con los lego, a hacer puzzles (del tamaño de su edad), pero solo ayúdalo, prestándole atención.
25.Si siempre vas en coche, toma el autobús, una bicicleta o algo inusual.

26. Consigue un permiso para estar con él una hora en la aula de tu hijo/a en su escuela.
27. Siembra una planta que crezca rápido en un lugar público, ve con él periódicamente a regarla.
28. Hagan algo que siempre compras hecho.
29. Visiten un planetario; si esa noche las estrellas son visibles, busca una constelación.
30. Canten una canción juntos.
31. Pasen un día con los papeles al revés - tú, el niño/a y tu hijo hace de padre.
32. Saca un álbum viejo de fotos, cuéntale la historia de tu familia (los abuelos, él etc.) y dibuja un árbol de familia.
33. Compren la comida juntos para casa.
34. Si usas máquina de afeitar eléctrica, deja que te afeite.
35. Enséñale como atarse las agujetas de los zapatos.
36. Pasen la aspiradora juntos.
37. Hagan rimas - escriban un poema juntos.
38. Realiza una lista de las diez cosas importantes en tu vida; léela a tu hijo/a.
39. Haz una lista de las diez cosas más importantes en la vida de tu hijo/a; escríbanlas y guárdala para enseñársela cuando crezca.
40. Ayuda a tu hijo a abrir una cuenta de ahorros en la que pueda retirar.
41. Enseña a tu hijo a hacer una llamada telefónica de emergencia, y también una por cobrar.
42. Haz un botiquín para la guantera de tu coche, que elija las cosas individualmente, haciéndole entender para que sirve cada cosa, gasas, aspirinas, agua oxigenada, tiritas, vendas, etc.
43. Ve a una visita de rutina al médico, al dentista o al oculista.
44. Visita ese lugar que visitaste de pequeño y te dejó huella, como la redacción de un periódico, la estación de bomberos, un sitio histórico, etc. Explícale como te sentiste cuando lo visitaste. Explícale todo lo que te puedas acordar.
45. Piensa en algo que tu hijo/a no crea que puede hacer, pero que sepas que podrá hacerlo con tu ayuda. Háganlo juntos para que se construya su personalidad y confianza en sí mismo/a.
46. Pasen el día con otro Padre y niño/a.
47. En una cartulina grande que puedas enmarcar, haz un collage con recuerdos. Cúbrela pegando cosas -entradas de sitios que hayan ido juntos, fotos. Esto despertará en él/ella recuerdos de momentos felices que hayan pasado juntos. Guárdalo para dárselo cuando sea grande o antes para refrescar recuerdos.
48. ¿Qué habilidades tienes? Carpintería, adivinanzas, tocar la guitarra, ¿hablar otro idioma?. Enséñale durante unas horas a tu hijo/a y, si ves que tiene interés, continúa.
49. Lleva a tu hija adolescente a un grupo de Liberación de Mujeres.
50. Si es un/a adolescente y quiere sacarse el permiso de conducir, hazle las preguntas del examen.

miércoles, 8 de junio de 2011

Entrenamiento en 12 sencillos pasos, frente a la decisión de ser Padre.


de www.gendes.ac, el Lunes, 14 de junio de 2010

La preparación para ser padres es mucho más que leer unos cuantos libros y decorar la habitación del niño. He aquí 12 sencillos pasos para futuros padres para ayudarles a prepararse para la experiencia real de ser padre.

1. Para prepararte para la paternidad, baja a la farmacia de tu barrio, vacía el contenido de tu cartera en el mostrador y dile al farmacéuta que se sirva el mismo. Luego vete al supermercado y domicilia tu nómina directamente en su oficina central. Vete a casa. Coge el periódico. Léelo por última vez.

2. Antes de lanzarte a tener hijos, busca una pareja que ya los tiene y critícales por sus métodos de imponer disciplina, su falta de paciencia, sus pésimos niveles de tolerancia, y por haber permitido que sus hijos se porten como salvajes. Sugiéreles maneras de mejorar el comportamiento de sus hijos a la hora de acostarse, pedir pipí, o comer. Aprovecha, será la última vez que tendrás todas las respuestas.

3. Para hacerte una idea de cómo serán las noches, coge un saco húmedo de entre 4 y 6 kilos, anda tu sala para arriba y para abajo con el saco en brazos, sin sentarte desde las 5 de la tarde hasta las 10 de la noche. A las 10 suelta el saco húmedo, pon el despertador para medianoche y duérmete. Levántate a las 12 y da más vueltas por la sala, con el saco húmedo hasta la una. Pon el despertador para las 3. Como no podrás dormirte, levántate a las 2 y prepárate una copa. Acuéstate a las 2:45. vuelve a levantarte cuando suene el despertador a las 3. canta nanas en la oscuridad hasta las 4 y pon el despertador para las 5. Levántate. Haz el desayuno. Sigue esta rutina durante 5 años. Pon siempre buena cara.

4. ¿Puedes aguantar los niños en casa? Para averiguarlo, unta crema de cacahuate en el sofá y mermelada en las cortinas. Esconde un trozo de pescado rebozado detrás del equipo de música y déjalo ahí durante todo el verano. Mete los dedos en las macetas y luego arrástralos por las paredes más limpias. Dibuja encima de las manchas con lápices de color. ¿Qué tal queda?

5. Vestir a un niño pequeño no es tan fácil como parece: Primero, compra un pulpo y una bolsa de redecilla, intenta colocar el pulpo dentro de la bolsa de manera que no salga ninguno de los tentáculos por los agujeros de la red. Tiempo permitido para la prueba... toda la mañana.

6. Coge una caja para huevos (vacía). Utilizando unas tijeras y un poco de pintura, conviértela en un cocodrilo. Ahora coge un tetrapack, una pelota de ping-pong y un paquete de choco-crispis vacío y construye una réplica exacta de la Torre Eiffel. !Enhorabuena!, has aprobado las pruebas para ser miembro de la asociación de padres de la guardería.

7. Olvídate de tu auto deportivo y cómprate una ranchera. Y no la dejes en el garaje toda limpia y brillante. Los coches familiares no son así. Compra un helado de chocolate y mételo en la guantera. Déjalo ahí. coge una moneda de cinco duros y métela en estéreo. Coge un paquete de galletas de chocolate de tamaño familiar . Machácalas contra los asientos traseros. Araña ambos lados del vehículo con una llave. Ahí lo tienes. !Perfecto!

8. Prepárate para salir, espera en la puerta del baño durante media hora. Sal por la puerta de la calle, vuelve a entrar, vuelve a salir, vuelve a entrar, vuelve a salir. Baja por el camino otra vez, anda por la calle muy despacio durante 5 minutos. Párate a inspeccionar con detalle cada cigarrillo apagado, chicle tirado, kleenex usado o insecto muerto que encuentres en la acera. Vuelve hacia atrás, chilla que estas harto hasta que los vecinos se asomen a mirarte. Date por vencido y vuelve a casa. Ahora estás más o menos preparado para llevar a un niño pequeño de paseo.

9. Repite siempre lo que dices por lo menos cinco veces.

10. Vete al supermercado. Lleva contigo lo más parecido a un niño de menos de cuatro años que puedas encontrar (una cabra adulta es ideal). Si piensas tener más de un niño, llévate dos cabras. Haz la compra para una semana sin perder de vista las cabras. Paga todo lo que las cabras hayan comido o destrozado. Repítelo varias veces; mientras no puedas realizarlo con facilidad ni sueñes con tener hijos.

11. Ahueca un melón. Haz un pequeño agujero en un lado. Cuélgalo del techo y balancéalo de un lado a otro. Ahora coge un recipiente con papilla, intenta meter cucharadas de papilla dentro del melón fingiendo que eres un avión. Sigue intentándolo hasta acabar la mitad de la papilla, vierte la otra mitad sobre tu regazo asegurándote que caiga mucha sobre el suelo. Ahora estas preparado para dar de comer a un niño de 12 meses.

12. Apréndete todos los nombres de los Power Rangers, de los personajes de las películas de Disney, Barrio Sésamo y las Tortugas Ninjas. Cuando te sorprendas cantando canciones de Blanca Nieves en el trabajo.... será un indicador de que tal vez, estarás "preparado" para ser padre.

martes, 7 de junio de 2011

Etiquetas psiquiátricas de trastornos inventados ??!!

¡Qué padres los de hoy!


Por Adolfo Córdova

La modernidad, el intercambio de roles o el replantamiento de la familia tradicional ha propiciado el surgimiento de un nueva forma de ser papá y, por lo mismo, una nueva manera de asumir la masculinidad.
Una de las ventajas de que los padres estén más cercanos a sus hijos, no sólo como proveedores, es que, además de que comparten el cuidado de los hijos con sus mujeres, maduran y se sensibilizan.
Los nuevos padres dicen “un, dos, tres por mí y por mis hijos”. Juegan, corren, se arrastran, brincan, empujan el columpio, sostienen la bicicleta, ayudan con la tarea, lavan platos, cambian pañales, leen cuentos antes de dormir, abrazan, besan y dicen palabras dulces.
La llamada nueva masculinidad derrumba los códigos machistas imperantes para que surjan entornos y familias afectivas en donde los padres dejan de ser los “jefes” y se convierten en los “amigos”.
“Cuando un niño vive con aceptación y amistad, aprende a encontrar el amor en el mundo. El papel del hombre afectuoso ha tomado más relevancia, pues se está experimentando un intercambio de roles y el hombre hace tareas que antes eran consideradas sólo de mujeres”, explica el pediatra Carlos Alberto Montoya, promotor del concepto “machos afectivos”.
En las parejas tradicionales el papá figura como el proveedor económico y el que impone las normas, mientras que la madre se encarga de la parte emocional y afectiva.
Sin embargo, en muchas familias modernas, continúa el especialista, tanto la mamá como el papá tienen una simetría en las funciones y ambos comparten la crianza.
“Ahora la tendencia es dirigirse hacia una nueva masculinidad, en la que sí se permite expresar los sentimientos y no se cree que por ‘abrir’ el corazón se es menos hombre”, dice Montoya.
Papás como Maurilio Suárez, profesionista y padre de dos hijos, no tienen miedo a decirlo.
“Les canto canciones, los llevo al parque, me tiro al piso a jugar con ellos, me disfrazo, invento historias, ser papá es lo más divertido que me ha pasado”.
Las muestras de afecto a través de palabras, gestos y acciones, logran generar relaciones de seguridad, confianza y respeto con los hijos, explica Mario Ortiz, miembro de la Asociación Psicoanalítica Mexicana.
La prohibición de llorar y expresar el afecto ha propiciado la aparición de varones prepotentes, autoritarios, egoístas, rígidos y hasta maltratadores.
Neil I. Bernstein, psicólogo clínico y experto en educación con adolescentes afirma en su libro “Siempre contigo”, en el que aborda los retos de la paternidad y cómo resolverlos, que tampoco es que haya que trabajar veinticuatro horas al día, todos los días de la semana, para ser mejor padre.
“Sólo se requiere un poco de trabajo suplementario y, lo más importante, los padres deben conocerse mejor a sí mismos, aceptar las propias limitaciones y encontrar el camino hacia una paternidad más consciente y responsable recordando que nunca es tarde para transformar la relación con los hijos”, destaca.

Fuente: http://www.vivelohoy.com/entretenimiento/vida/8005522/%C2%A1que-padres-los-de-hoy

miércoles, 1 de junio de 2011

Es bella nuestra paternidad!!!!!

Nace un nuevo tipo de padre


Purificación León/EFE-Reportajes
31-Mayo-2011

Solteros, casados o divorciados pero más implicados que nunca en el cuidado de sus hijos. AL abre las puertas a nuevos modelos de paternidad en vísperas del Día del Padre.

El rol del padre está experimentando cambios en el seno de la familia tradicional latinoamericana.

México, D.F..- Vivir la paternidad también es posible fuera de la familia convencional. Algunos personajes famosos como el boricua Ricky Martín o el cantante español Miguel Bosé recurrieron a un vientre de alquiler para hacer realidad su deseo de ser padres.

Aunque ésta no es una práctica extendida en Latinoamérica, donde la figura del padre soltero es actualmente algo excepcional. “Para adoptar se pide una pareja y no conozco el caso de un hombre que haya decidido tener un hijo por medio de una madre de alquiler”, afirma Gabriel Jacobo Alavez Medina, sociólogo y profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Según el estudio, “Cultura, masculinidad y paternidad: las representaciones de los hombres en Costa Rica”, elaborado por Roy Rivera y Yajaira Ceciliano, “la idea convencional de familia nos lleva a verla como una unidad integrada por madre, padre, hijos e hijas”.

“Si bien esta imagen no tiende a desaparecer a corto plazo, también es cierto que en la actualidad se identifican otros esquemas o modelos que tienen posibilidades de consolidarse, aunque sin llegar a ser mayoritarios, como en el caso de parejas homosexuales con hijos de uno de ellos”, indica el mismo informe.

En Costa Rica, el matrimonio entre personas del mismo sexo es algo “incipiente y existe mucha resistencia a hablar del tema”, apunta Yajaira Ceciliano, psicóloga e investigadora en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales de Costa Rica.

“La posibilidad de que en Costa Rica se aprueben las uniones gays y la adopción de menores por parte de estas parejas conlleva todavía mucho debate”, añade.

En México, el matrimonio gay es muy reciente, explica Alavez. “Dos hombres criando hijos es una situación excepcional. Por lo general, se da que un hombre con pareja heterosexual se separe y tenga una nueva vida como gay. Entonces la paternidad puede ser similar a si tuviera una pareja heterosexual, pero incluso este caso es poco común”, señala.

Artículo completo: RELACIONARSE, CONOCER Y ACOMPAÑAR

MANIFIESTO POR LA PATERNIDAD AFECTIVA


Colectivo de Hombres por relaciones Igualitarias A.C .- CORIAC A.C.
México, 2000.

MANIFIESTO POR LA PATERNIDAD AFECTIVA

APERTURA AL CAMBIO

La sociedad, la vida, la pareja, las hijas y los hijos, cambian, lo que en un tiempo nos funcionó como papás, ahora ya no.
Acepto que mis hijas e hijos crecen y toman sus propias decisiones.

PARTICIPAR CON COMPROMISO Y EQUIDAD

Antes los hombres no cambiaban pañales, no hacían de comer, ni limpiaban la casa. Ahora sé que si todos ensuciamos, todos podemos colaborar.
Con mi ejemplo estoy educando a mis hijas e hijos.

NEGOCIAR CON SENSIBILIDAD
Con las hijas, hijos y la pareja es necesario aprender a tomar acuerdos que consideren los deseos y las necesidades de todas y todos.
Antes de gritar o imponer mi punto de vista, aprendo a escuchar y procuro comprender.

EDUCAR CON IGUALDAD A HIJAS E HIJOS

Las hijas y los hijos valen igual, por tanto todos tienen los mismos derechos y oportunidades.
Para reducir y eliminar el machismo en mis hijos y la sumisión y la dependencia en mis hijas, evito los privilegios y la sobreprotección.

SOMOS PAPÁS, PERO TAMBIÉN PAREJAS

Vivir o no con la madre de mis hijas e hijos, no excluye que en todo momento seamos parejos en la atención a sus necesidades.
El trato que le doy a la madre de mis hijas e hijos quedará impreso en sus corazones.

SI VIVO EN PAREJA
Mis relaciones más satisfactorias de pareja quizás sean aquellas donde; ambos damos lo que podemos dar; recibimos lo que la otra u otro es y tiene; buscamos mantener la equidad; respetamos acuerdos y nos tratamos con dignidad.
Al reconocer que mi pareja vale tanto como yo y que es diferente a mi, aprendo a apreciarla, aceptarla y respetarla.

NO A LA VIOLENCIA, NI A LOS MALOS TRATOS
Los golpes, castigos e insultos no ayudan a educar, por el contrario, dejan sentimientos de desvalorización, tristeza e incomunicación.
Cuando enseño o pongo límites a mis hijas e hijos, procuro dialogar y poner el ejemplo.

SER PAPÁ ES UN CONTINUO APRENDIZAJE
Las hijas e hijos crecen obedeciendo a su cuerpo, sensaciones y deseos; desconocen las normas sociales que poco a poco aprenden observándonos. Así ambos aprendemos, y al final e irremediablemente se hacen cargo de sus vidas.
En todo momento estoy aprendiendo de mis hijas e hijos

DEFIENDO MI DERECHO A LA TERNURA

Cada cual expresamos nuestro amor y cariño como mejor sabemos hacerlo, aunque no siempre como los demás desean o necesitan.
Aunque lo calle, disfruto y defiendo mi derecho a ser tierno con mis hijas e hijos.

LA PERFECCIÓN NO EXISTE, LA COMPRENSIÓN SI
Para ser mejor necesito: revisar cómo me siento como papá y pareja, aceptar a mis hijas e hijos cómo son, estar dispuesto a reconocer mis errores y a dar lo mejor de mí.
No soy perfecto, todos los días intento nuevas formas de escuchar y entender a mis hijas, hijos y pareja.

NUESTRA PRESENCIA Y CERCANIA SON SIEMPRE IMPORTANTES
El acompañamiento del padre y la forma en que demuestra su cercanía, marcan toda la diferencia en el sentir de sus hijas e hijos.
Los mejores recuerdos que tengo de mi padre son cuando ambos disfrutábamos de nuestra compañía.

EL MOMENTO ES AHORA ...
Si pensamos que lo que damos no es suficiente, el momento es ahora... de dar la caricia, el abrazo, el beso, la comprensión, de dialogar...
Hoy sé que en la familia todas y todos somos importantes, valiosos y a nadie puedo excluir.