lunes, 22 de agosto de 2011

LECHE PATERNA


También los hombres podemos dar de lactar. Un poblador de Sri Lanka lo demostró.

LECHE PATERNA
Radialistas.net


domingo, 21 de agosto de 2011

Una guia para padres de niños muy delicados y de niñas muy varoneras.


¿Su hijo o hija rechaza las normas del género?

Programa de atención externa (outreach) para niños con conductas de variación de género y para sus familias


Catherine Tuerk, M.A., R.N., C.S., Edgardo Menvielle, M.D. y James de Jesus
Outreach Program for Children with Gender-Variant Behaviors and Their Families
Children's National Medical Center
Treducción al español: Prof. Rafael Freda

¿A quién se dirige este folleto?
Este folleto está dirigido a padres y madres de niños de menos de doce años que reconocen o sospechan que su niño o niña tiene conductas más típicas del otro sexo. Las sugerencias aquí presentadas se basan en el trabajo de los autores con otros padres y madres en circunstancias similares. La falta de información útil que esté actualmente disponible y sea accesible a padres y madres sobre este tema motivó a que los autores escribieran este folleto. Este folleto no se concentra en los temas que corresponden a adolescentes y adultos jóvenes, pero presentamos recursos útiles que se concentran en el tema juventud.

¿Cuándo desarrollan los niños y las niñas intereses separados?
Tempranamente en la vida los niños y las niñas desarrollan intereses en las actividades y preferencias que son típicas de su género. Llamamos a estas conductas “típicas del género” porque los miembros de un sexo las favorecen. Las conductas típicas de varones se encuentran predominantemente en los niños, y las conductas típicas de mujeres se ven predominantemente en niñas. Por ejemplo, los niños disfrutan del juego fuerte y brusco, y se identifican con héroes varones, en tanto que las niñas disfrutan de actividades más delicadas como jugar con muñecas y pretender ser mamá. Desde temprano en los años primerizos, los niños ganan conciencia de lo que la sociedad espera de ellos en relación con lo que es conducta apropiada para el género.

¿Esto le hace recordar a su hijo o hija?

Si bien lo anterior es cierto para la mayoría de los niños, ciertamente no es cierto para todos los niños. Algunos infantes parecen desarrollarse de un modo distinto. En contraste a la mayoría de los niños, que no quieren tener la apariencia o el comportamiento del otro sexo, estos niños y niñas se desarrollan diferentemente, tienen intereses típicos del sexo opuesto y a veces prefieren la apariencia del sexo opuesto. Por ejemplo, un niño de siete años quiere una Barbie como regalo de cumpleaños, y le gusta jugar a que tiene cabello largo y a que es una princesa. Una niña de seis años está solamente interesada en juegos típicamente masculinos, habla de ser un niño y quiere ponerse pantalón de baño en la piscina. Llamamos a estas conductas “conductas de variación de género”.

¿Qué queremos decir con “variante de género”?

La variante de género y el no conformismo genérico significan la misma cosa: comportamientos que están fuera de las normas culturales aceptadas para cada uno de los géneros. Los niños y niñas con rasgos de variación genérica tienen conductas fuertes y persistentes que son típicamente asociadas con el otro sexo. A veces rechazan la apariencia física (vestimenta y peinado) típicos de los niños de su propio sexo. La variación de género no se aplica a los niños que tienen un interés pasajero (por ejemplo, en caminar con los zapatos del padre si son niños o de la madre si son niñas), que puede durar solamente unos pocos días o semanas. Es lamentable que tengamos que usar rótulos como “variante de género” Es nuestra esperanza de que algún día los niños con estas conductas sean considerados como personas que tienen cualidades únicas y especiales, que son tan aceptables como lo que se considera ahora conductas típicas del género.

¿Qué conductas son las que se ven comúnmente?

Cuando aparece un esquema de comportamiento con variante de género, generalmente se lo advierte por primera vez entre las edades de dos y cuatro años, y a veces más temprano. En algún momento, los niños o niñas con un esquema de variación de género mostrarán los siguientes rasgos:

Los niños pueden demostrar interés en las ropas de las mujeres, los zapatos, el cabello y el maquillaje, e identificarse con personajes femeninos como Barbie, La Sirenita, Blanca Nieves o Cenicienta. Desean tener o juegan a que tienen cabello largo. Prefieren niñas como compañeritas de juego, evitan los juegos bruscos (incluyendo el fútbol, el fútbol americano y los deportes de patear la pelota) y pueden exhibir una índole suave, sensible y artística. También pueden expresar el deseo de ser una niña, o sostener que en realidad son niñas.

Las niñas pueden insistir en vestir ropa de niños, llevar el pelo corto y rehusarse a vestir polleras, vestido largo y mallas de baño de mujer. Tienden a rechazar los juegos que están asociados con ser una nena; en lugar de ello, prefieren juegos y juguetes que son típicamente considerados para niños. Estos juegos y juguetes pueden incluir muñecos de soldados, o de Superman, y autos y camiones. Las niñas pueden identificarse con personajes de varón y rehusarse a asumir personajes de mujer cuando juegan a ser otros. Por ejemplo, pueden querer ser el padre cuando juegan a la casita. Prefieren tener niños como compañeros de juego y están interesadas en juegos bruscos y deportes de contacto físico. Estas niñas también pueden expresar el deseo de ser niño, pueden decir que en realidad son niños, y disfrutar cuando las toman por niños.

Las conductas que se observaban diariamente antes de que el niño o niña comience la escuela pueden aparecer cada vez menos frecuentemente una vez que el niño o niña ha tomado contacto con sus pares. Una disminución en los comportamientos observados puede indicar que a medida que el niño o niña madura y experimenta la crítica de sus pares, él o ella esconde o evita voluntariamente algunas conductas para poder mezclarse con los demás.

¿Qué es la variación de género?

La variación de género no es nada nuevo. Ha sido descrita a todo lo largo de la historia y en muchas culturas diferentes. Los especialistas en desarrollo infantil solían creer que las conductas típicas del género y las conductas de variación de género eran el resultado de los modos en que los niños o niñas habían sido criados. Hoy en día, los expertos están de acuerdo en que la presencia o ausencia de estas conductas es al menos en parte el resultado de lo que queda “impreso en los circuitos (hard-wired)” del cerebro antes o poco después del nacimiento. En otras palabras, los rasgos vienen de “adentro” y no son solamente aprendidos. Algunos expertos acostumbraban creer que la variación de género representaba desarrollo anormal , pero hoy en día muchos han llegado a entender que los niños y niñas con conductas que varían en relación con la expectativa de género son chicos o chicas normales con características propias y únicas, del mismo modo que los niños que desarrollan zurdera son normales .

Folleto completo

Fuente: http://www.sigla.org.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=79%3Anormas-genero&catid=75%3Aguia-padres&Itemid=98




miércoles, 3 de agosto de 2011

LUCIANA Una pensión para mis hijos


Cuando le pedí el divorcio me quedé en casa y él creyó que podía llegar cuando quisiera. En cuanto logré la separación, los chicos y yo nos fuimos a otro lugar. La pesadilla siguió en forma de pleitos por las pensiones alimenticias. El tiene dinero pero se niega a cumplir con nosotros. ¿Cómo puedo enfrentar esta situación?

Programa radial e historias de vida escucha

lunes, 1 de agosto de 2011

EUGENIA, MI HIJO EN DROGAS

Se me cayó el mundo cuando descubrí que uno de mis hijos adolescentes consume drogas. Mi marido me culpa y me acusa de descuidar el hogar.


EUGENIA, MI HIJO EN DROGAS
Radialistas.net