martes, 3 de julio de 2012

La paternidad, como la maternidad, no es natural, se la aprende.

Los hombres hemos sido socializados, hemos aprendido y hasta se nos ha impuesto el machismo como un modelo de ejercicio masculino, donde por lo general, no se nos posibilita desarrollar habilidades para el cuidado y el acercamiento afectivo. Por esa razón la forma de desarrollar esas formas de cuidado y afecto que significa la paternidad, se las debe promover a través de procesos de educación y nuevos aprendizajes, la solución no es solo exigir con medidas punitivas solo el cumplimiento, en el caso de estar separado de su pareja, de pago de pensiones. Además de los permisos por paternidad, que solo alcanzan un tiempo de 15 días, que no realizan con un acompañamiento para que realmente asuma esa presencia con su hijo/a.

¿Acaso no es un estereotipo que los hombres, solo entienden solo por medios de presión y miedo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario